sábado, 27 de mayo de 2017

GLADYSi omenaldia 38.urteurrenean

Ekainean 38 urte beteko dira Gladys del Estal akatu zutela Tuteran. Ohizko omenaldia egingo diogu ekainaren 4an, Egiako parkean eguerdiko 12etan. Apuntatu zure agendan. . Leer más...

Valdegobia dice NO a Garoña

Desde que el 2 de marzo de 1971 Garoña se conectó a la red eléctrica por primera vez los habitantes de Valdegovía hemos vivido bajo una amenaza constante e impuesta que podría acabar con la vida del valle.
Después de infinidad de incidentes y anomalías a lo largo de los 40 años de su vida útil para la que fue construida, en 2009 se estableció el cese de explotación, en 2012 dejó de funcionar y en 2013 se cerró. Sin embargo, su cierre no fue definitivo.
La central nuclear de Garoña a escasos 3 kilómetros del valle es perfectamente prescindible para el suministro eléctrico por lo que su cierre definitivo no supondría problema alguno para los consumidores ni para el sistema eléctrico.
El futuro de Garoña está en manos de un gobierno estatal que parece preferir los beneficios económicos del lobby pro nuclear a la seguridad y bienestar de sus conciudadanos.
Las “bondades” de la energía nuclear se basaban en tres puntos; que era barata, que era limpia y que era segura. Las últimas décadas han demostrado la falsedad de dichos argumentos. La energía nuclear sólo es barata si se externalizan sus costes, llámense seguros de accidente que corren a costa del estado, esto es, todos los contribuyentes o por la externalización de la gestión durante cientos de años de los residuos radioactivos que vuelven a recaer en el estado y, por ende, en los contribuyentes. Así y todo, la energía nuclear no es barata. Basta ver lo que está ocurriendo con la central nuclear Hinkley Point en Gran Bretaña. Tampoco es una energía limpia, a la contaminación que supone la construcción de un complejo nuclear habría que añadir la contaminación ambiental que supone la extracción de Uranio en países lejanos, empobrecidos y en muchos casos bajo guerras provocadas por la lucha por esos recursos económicos. Nadie puede tener por limpio la creación de miles de toneladas de residuos radioactivos. En cuanto al tema de seguridad los accidentes de Harrisburg, Chernóbil y Fukushima dejan zanjado el tema.
Por todo esto pedimos que el ayuntamiento de Valdegovía en pleno decida:
1.- Declarar a los partidos políticos del arco parlamentario tanto vasco como español que el desmantelamiento de Garoña es innegociable.
2.- Pedir al gobierno vasco que realice todas las gestiones legales en su mano para impedir la reapertura de Garoña así como para proceder a su desmantelamiento.
3.-Instar al Ministerio de Industria a no prorrogar el permiso de funcionamiento de la central nuclear de Garoña y a proceder a su desmantelamiento definitivo.
4.- Dar los pasos necesarios para que en el espacio de tiempo más corto posible el suministro eléctrico contratado por el ayuntamiento sea adjudicado a comercializadoras que sólo suministren electricidad de fuentes renovables.
5.-Convocar a los vecinos y a las vecinas de Valdegovía a una concentración en frente del ayuntamiento el día 4 de junio a las 13:00 bajo el lema:
GAROÑA ITXI BETIKO/DESMANTELAMIENTO YA
Leer más...

Dos guardas privados de cotos mataron un corzo ilegalmente

La Diputación, ante la que se han presentado dos denuncias diferentes, ha abierto una investigación por la «gravedad de los hechos» e investiga estos hechos por furtivismo, cuando los profesionales que deberían cumplir la norma como guardas privados o no, actúan de forma ilegal.

Desde Eguzki esperamos que estos hechos sean investigados y perseguidos de forma ejemplar .. Leer más...

martes, 23 de mayo de 2017

Berriztu sobre la resolución del Ministerio

La semana pasada conocimos a través del BOE la resolución de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente que establece que el proyecto para la perforación del Pozo Armentia-2 tiene que someterse a Evaluación de Impacto Ambiental ordinaria.

Berriztu! ha denunciado desde el primer momento la manera en que el Gobierno Vasco y Shesa han pretendido sacar adelante este proyecto: por la vía rápida y hurtando la participación social en el mismo. La resolución del Ministerio viene a darnos la razón en dos cuestiones fundamentales.

El pozo Armentia-2 es una continuación de los planes del Gobierno Vasco para hacer fracking. Desde que se hicieran públicos dichos planes el debate social entorno a los mismos ha sido muy intenso: mociones, movilizaciones y piruetas políticas que culminaron con la aprobación de una ley contra el fracking avalada por más de 100.000 firmas recogidas a pie de calle. El pozo que ahora se pretende poner en marcha no puede separarse de esa dinámica y mucho menos pueden ejecutarse negando las escasas posibilidades de participación que la legislación de impacto ambiental recoge. Primero la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria Gasteiz y ahora el Ministerio han tenido que recordarselo al Gobierno Vasco.

El pozo Armentia-2 genera impactos. Por ecima de las supuestas garantías e inocuidades que el Gobierno Vasco y SHESA nos han presentado,la resolución del Ministerio deja meridianamente claro que el pozo Armentia-2 tendrá impactos. Más y de mayor calado que los que hasta ahora se nos habían presentado. (quizas se podrían enunciar)“Es previsible que el pozo Armentia-2 vaya a producir impactos adversos significativos”.

Tras la resolución el Gobierno Vasco tendrá que someter el proyecto a Evaluación de Impacto Ambiental ordinaria, lo que retrasa, un vez más, los tiempos del proyecto. Este es el último de una larga lista de reveses que los planes perforadores del Gobierno Vasco han recibido en los últimos años. Pero mientras tanto seguimos pagando con dinero público los permisos, los documentos ambientales que uno tras otro se estrellan contra diferentes muros y a la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi empeñada en autojustificar su existencia. ¿Hasta cuando?

En caso de no darse la renuncia a estos planes, la nueva situación obligará a que el proyecto sea sometido a información pública y a que se abra una fase de alegaciones. Desde Berriztu! etendemos esa fase como una oportunidad para seguir trabajando desde la calle por la paralización de estos proyectos y queremos anunciar que, en el momento en que se ponga en marcha, trabajaremos para recoger el mayor número de alegaciones posible a este proyecto. Nuestra oposición a estos planes va más alla del trámite ambiental que se siga porque entendemos que el Gobierno Vasco se equivoca de plano al insistir una y otra vez en la apuesta por perforar el territorio y que la apuesta realmente acertada esta en el cambio de modelo energético hacia uno basado en energías renovables.

Mientras tanto queremos aprovechar la ocasión para anunciaros nuestra intención de redoblar nuestros esfuerzos en la movilización contra estos proyectos. Por un lado, queremos anunciaros que de cara al verano, Berriztu! contará con una txosna en las fiestas de Vitoria-Gasteiz. Por otro lado, hemos preparado una charla sobre los impactos del pozo Armentia-2 para presentarla en concejos, barrios, asociaciones, etc. A partir de este momento esperamos poder hacerla llegar al mayor número de gente interesada. Todas las personas interesadas se pueden poner en contacto a través de la berriztu.araba@gmail.com o a través de nuestras redes sociales.
Leer más...

domingo, 21 de mayo de 2017

Eguzki reclama para Lemoiz “un uso coherente con su historia”

Eguzki reclama para el espacio sobre el que se asienta la central nuclear de Lemoiz “un uso coherente con su historia”, lo que se traduciría en la restauración ambiental de la cala de Basorda y su compatibilización con el disfrute público, quizá mediante la habilitación de un parque como lugar de memoria. Y a estos objetivos debería estar supeditado cualquier otro uso posible de este espacio. En todo caso, la decisión sobre lo que finalmente se haga no debería ser unilateral, sino basarse en el mayor consenso social posible, pues la memoria, si para algo ha de servir, ha de ser para casos como este.

La restauración ambiental de la cala y el disfrute público de los terrenos no son cuestiones arbitrarias. Por una parte, la central se construyó sobre dominio público marítimo-terrestre, en un emplazamiento que aún hoy posee un gran valor natural, y, puesto que el proyecto para el que se hizo la concesión se ha extinguido, lo que procede, incluso desde un punto de vista estrictamente legal, es devolverlo a su estado original. Por otra, el disfrute público es de sentido común, ya que ha sido la ciudadanía la que ha comprado ese espacio, instalaciones incluidas, y lo ha hecho además a precio de oro.

Recordemos, en ese sentido, que la ciudadanía ha pagado hasta hace prácticamente un año un sobrecosto en el recibo de la luz para indemnizar a las eléctricas por la moratoria nuclear de 1984, en virtud de la cual la central de Lemoiz quedó formalmente paralizada, junto con las de Valdecaballeros y Trillo II.

El Estado reconoció entonces a las eléctricas, con Iberduero a la cabeza, que habían hecho una inversión de 2.300 millones de euros. Sin embargo, las compensaciones a través del sobrecosto en los recibos de la luz han oscilado, según las fuentes, entre los 6.000 y los 9.000 millones de euros. Eguzki considera que, si el Gobierno Vasco termina recibiendo del español estos terrenos, haría mal si, sin tener en cuenta estos antecedentes, los destinase a cualquier uso como si se tratase de bienes que hubiese adquirido por procedimientos más convencionales.
Eguzki considera oportuno hacer estas reflexiones, que por otra parte están en línea con lo que la propia organización y, en general, el conjunto del Movimiento Antinculear y Ecologista vasco han defendido históricamente, ante las expectativas que se están despertando en torno a los terrenos de la central de Lemoiz. Y es que el acuerdo entre el PNV y el PP para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2017 incluye un compromiso por parte del Gobierno español para cederlos “de manera inmediata” a “las instituciones vascas”.
El hecho de que, después de tantos años, el PNV haya querido incluir este punto en un acuerdo como e Leer más...